15.6.13

Pisa fuerte.

Estoy más cansada que un burro. ¿Qué tipo de mente enferma se levanta a las siete de la mañana y, acto seguido, despierta a los demás? ¡¡Un sábado!! Me ha desequilibrado el día por completo. Que siesta más extensa me he permitido... he dormido tanto que esta noche seré lo más parecido a un búho (I have a dream!)
He tenido que ir a recoger un montón de sillas, botellas de butano, etc, para llevar a mi caseta. Bien, cuando he llegado no sabía donde diantres estaba puesta, porque no se veía: eso parecía la selva amazónica, las malas hierbas me llegaban más arriba de la cabeza, tapaban la casa, y creo que estaba allí el Yeti, vigilando entre los matojos... me podría haber saltado encima una serpiente, era lo más fácil. Que assssssco más grande. Mi padre me ha hecho pasarme todas las malezas y voy llena de cortes, a saber cuántos dientes de león, o como se digan, habían allí, saltamontes, bichos asquerosos, podría haberme dado un mal pero soy una tía strong
Luego, para mi sorpresa, lo que me faltaba ya por ver, para rematar. En el segundo post que subí a blogger expliqué que estaba perdiendo a alguien, que no estaba celosa, que no era egoísta... lo retiro. Estoy muy celosa y quiero ser egoísta, ahora sí. No sé que se creen algunas personas abusando de mi confianza y, sin vergüenza ninguna, quitarme lo que yo tengo. ¡No te voy a dejar! Y me parece fatal que tengas que ser tú y no otra la que me toque la moral de esta manera, pero así son las cosas.
Das la mano y te cogen el brazo entero. Mira que soy pacífica pero, en este caso, la vena la tengo bien hinchada y puedo explotar en cualquier momento. Aunque no lo creáis el enfado se me pasó antes de irme a dormir la mona de la tarde, lo que estoy es chula, chula y expectante, que se atreva alguien a hacerme daño y veremos quién sale perdiendo. Si piensas que Nerea de buena es tonta... no me hacen falta las manos, las palabras pueden doler más.
Muacks.


Se dice que hace miles de años se celebraban marcha triunfales en la antigua Roma, cuando salía victoriosa. En esas marchas, en el carro que llevaba el emperador, siempre iba acompañándolo un siervo. Éste se encargaba de propagar toda noticia que vagaba a su alrededor al victorioso, además de sujetar la corona de laurel encima de su cabeza. En uno de los momentos en los que al siervo le tocó susurrarle al emperador, soltó una frase: "Toda gloria es efímera". Al día siguiente el emperador mandó ejecutar al siervo por su atrevimiento, sin embargo, pasado un corto periodo de tiempo, Roma comenzó a perder todas las batallas y, poco a poco, su autoridad. Nunca más volvió a recuperarla.
Sé más listo e inteligente, puedes perder mil batallas, pero sé fuerte para ganar la guerra. Pisa fuerte para conseguir lo que quieres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario